El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha presentado hoy las obras de adecuación de las aceras perimetrales de las instalaciones militares situadas en la calle Hospital Militar. Los trabajos, adjudicados a la empresa Antonio Estrada por casi 200.000 euros, tendrán una duración de tres meses y buscan potenciar la movilidad peatonal en esta zona de acceso a centros educativos y el parque forestal.

Manuel Ángel Quevedo ha detallado que, en concreto, se va a actuar en tres de las cuatro aceras de la calle porque una se va a ver afectada por las obras del futuro hospital. Los trabajos consistirán en ampliar las aceras, que pasarán de 1,20 metros a 4,80, y mejorar la accesibilidad y la seguridad en la zona.

Además, el consejero ha hecho hincapié en que esta calle no presenta las condiciones visuales necesarias para ser una de las entradas a la ciudad, en este caso, desde el aeropuerto. Para ello, se van a plantar 43 árboles, se va a ajardinar un espacio junto a un muro que se construirá y se eliminará la maleza actual.

El contrato salió a licitación por 240.000 euros y se ha adjudicado por un 20 por ciento menos. Manuel Ángel Quevedo señala que para finales de verano esta calle presentará un aspecto totalmente renovado y una nueva imagen más atractiva.

Vía Cope Melilla