La Ciudad Autónoma quiere adquirir los terrenos adyacentes a la frontera de Beni Enzar para utilizarlos de cara a la Operación Paso del Estrecho y para organizar el tráfico en el paso y evitar los colapsos en las calles General Villalba y Astilleros.

Manuel Ángel Quevedo ha explicado que a día de hoy la parcela que se está utilizando de 2.300 metros cuadrados para la organización de vehículos y porteadores en ocasiones “se queda pequeña”.

El consejero de Coordinación y Medio Ambiente, que ha avanzado que la propuesta de compra iba a pasar hoy por el Consejo de Ministros, cree que por su valor estratégico los terrenos adyacentes a los pasos fronterizos deben ser públicos. Subraya que contar con una plataforma para ordenar los vehículos y reducir las molestias a los vecinos de la zona.

Así las cosas, Quevedo ha detallado que la Ciudad ha entablado conversaciones con uno de los tres propietarios de la zona, el de la parcela de menor tamaño. Según el consejero, si la negociación no es posible se redactará un proyecto de adecuación de la zona y se pondrá en marcha un proceso de expropiación.

Vía Cope Melilla