Hoy han comenzado las obras de demolición de los edificios del antiguo cuartel de Gabriel de Morales, necesarias para iniciar la construcción del futuro colegio. El presidente de la Ciudad ha resaltado la importancia de este día y ha explicado que los trabajos, que costarán 597.000 euros, tendrán una duración de cuatro meses.

El proyecto incluye la demolición de los restos de edificios, actuaciones en el cerramiento perimetral, eliminar las rampas entre pasarelas existentes y desmontar y limpiar los restos de fibrocemento que hay en determinados puntos. Juan José Imbroda ha señalado hoy que aunque la parcela ocupa 25.000 metros cuadrados, se urbanizarán 15.000 para el colegio.

La Ciudad Autónoma y el Ministerio de Defensa han suscrito diferentes convenios para poner a disposición de Educación los cuarteles de Gabriel de Morales, Santiago y Caballería. En el caso de Gabriel de Morales, los Presupuestos para 2018 recogen una partida de 1,7 millones de euros. El colegio, de cuatro líneas, acogerá a unos 900 alumnos.

Imbroda ha señalado que la Administración local invertirá cerca de 600.000 euros en la demolición de la parcela y otros tres millones en su urbanización. Para el presidente de la Ciudad lo más importante es que las actuaciones que se han llevado a cabo entre el Gobierno local y el Ejecutivo de Mariano Rajoy han permitido “romper el déficit histórico de aulas” en Melilla.

Vía Cope Melilla