Daniel Ventura ha mostrado su alegría porque la fiscalía tome “cartas en el asunto”, en alusión a la investigación penal que se está llevando a cabo para esclarecer la manera de entrada a la ciudad de los más de 400 menores no acompañados con documentación.

El consejero de Bienestar Social ha recordado que el abandono de menores, ya sea por parte de sus familiares o  de terceros, es un delito tipificado en el Código Penal, por lo que “ya era hora” de investigar esta práctica “cada vez más común”.

Ventura asegura que “al haber terceras personas” es posible que existan grupos organizados que se dediquen a introducir a los menores en la ciudad para, posteriormente, abandonarlos. Algo, declara el consejero, que “no es nuevo”, lo que ha cambiado es que cada vez se hace de manera “más descarada” por parte tanto de los grupos como de las familias. Y es que este fenómeno de menores no acompañados documentados “es nuevo”, afirma Ventura, ya que hace tres años eran “muy pocos” los niños con documentación, mientras que ahora son “la mayoría”

Vía Cope Melilla