La huelga de jueces y fiscales ha sido “todo un éxito” en Melilla, según ha anunciado la fiscal jefe Isabel Martín. De los 8 fiscales que integran la plantilla de la fiscalía de área de Melilla la han secundado 7 y de los 11 jueces unipersonales que estaban en disposición de hacer huelga la han secundado 10.

Este parón, ha continuado la fiscal jefe, ha supuesto una “importante” afectación del servicio público en los juzgados, ya que se han tenido que suspender 39 actuaciones, en su mayoría juicios. Entre ellos, el del voto por correo. Aunque los servicios mínimos, ha aclarado, están funcionando “en todo momento”. Hoy dejan de cumplir con su función, sentencia Martín, para “poder cumplirla mucho mejor” en el futuro.

El juez decano Fernando Portillo ha calificado la jornada como “histórica”, ya que nunca en democracia se habían puesto de acuerdo todas las organizaciones de jueces y fiscales para hacer una serie de reivindicaciones para mejorar el funcionamiento de la justicia. Y es que, según Portillo, es “evidente que no existe ninguna voluntad política” por mejorar el funcionamiento de la justicia, la “hermana pobre” de todas las administraciones.

Si los juzgados no funcionan con “agilidad”, ha continuado el juez decano, los perjudicados son todos los ciudadanos y recuerda que en España hay la mitad de jueces y fiscales por habitante que el resto de países que conforman el Consejo de Europa. Resulta evidente, declara Portillo, que la justicia no interesa a los sucesivos Gobiernos y tampoco a este quizá, sentencia, “porque no da votos”.

Vía Cope Melilla