Comisiones Obreras y UGT se han concentrado a las puertas de la patronal para visibilizar los problemas en la negociación de los convenios colectivos. Francisco Díaz ha afirmado que los sindicatos le han ofrecido a la patronal una negociación con varios puntos, como la subida salarial o la promoción interna de los trabajadores, pero las conversaciones están bloqueadas y, ha añadido, “casi a las puertas de la ruptura”.

El secretario general de UGT Melilla ha declaro que la patronal solo quiere seguir ganando dinero “a espuertas”, sin repartirlo entre el resto de sus trabajadores. Es hora ya, ha continuado Díaz, de hacer un reparto “real”, ya que la oferta de la patronal “ni si quiera” alcanza el IPC. Si esto sigue así, ha sentenciado, habrá una movilización de carácter general en toda España.

Díaz ha calificado a la patronal de “cicatera” y “miserable” por no querer hacer caso ni al Gobierno ni a los organismos internacionales que aseguran que los sueldos tienen que subir de manera acorde al crecimiento del país. Además, Díaz considera que la situación en Melilla es “bochornosa”, tanto en el convenio del metal, como en el de hostelería y comercio.

Vía Cope Melilla