La diputada de CpM critica la actitud de confrontación que ha adoptado el Ejecutivo de Imbroda en lugar de arrimar el hombro para solventar la situación de los empresarios. Remarca Almansouri que la Plataforma, en ningún momento, ha levantado la bandera de ningún partido político y lamente que, sin embargo, haya recibido todo tipo de descalificaciones y menosprecio por parte del Gobierno del Partido Popular.

La cepemista   califica de “absurdo” lo dicho ayer por el secretario general del Partido Popular de Melilla, Miguel Marín, que no compartía la celebración de esta protesta porque en ella se iban a dar cita empresarios con distintos intereses. Almansouri, que recuerda que incluso Promesa está apostando por la diversificación del mercado para buscar nuevos yacimientos de empleo, ha dejado claro que lo que es “incompatible” es la gestión del Gobierno del PP con los intereses de los melillenses.

CpM comparte con el Partido Popular el hecho de que es necesario dar seguridad y agilidad a la frontera, pero entiende que no por ello “hay que dejarse otras cosas en el camino”. En este sentido, Almansouri se pregunta qué ha pasado con las reivindicaciones del presidente de la Ciudad de abrir un nuevo paso fronterizo y de aumentar las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Al hilo de lo expuesto, la cepemista denuncia que las obras de Barrio Chino vayan a correr a cuenta de la Administración local.  La diputada de CpM defiende que el Partido Popular podría haber presentado una moción o una enmienda para que el Gobierno de la Nación se haga cargo de estos trabajos. Sostiene que el no hacerlo constituye la mayor deslealtad del PP al pueblo de Melilla. 

Vía Cope Melilla