El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha adelantado esta mañana que su Gobierno tiene la intención de, en un par de semanas, ir cerrando la ronda de contactos que actualmente mantiene con las distintas entidades y asociaciones de la ciudad para informarles sobre el Pacto de Movilidad   y proceder así a la firma del documento.

Manuel Ángel Quevedo, que ha remarcado que este pacto es una propuesta suya, le aclara a la Mesa por la Movilidad que no ha incumplido su palabra puesto que su pretensión era que en este pacto participara el mayor número de entidades posibles. En todo caso, dice, se le podía reprochar que se haya retrasado, pero recuerda que en ningún momento dio una fecha para suscribir este documento.

Con esta pretensión, informa de que desde finales de 2017 se ha ido reuniendo con diferentes instituciones que, desde su punto de vista, tienen que tener voz en este pacto. Es el caso, explica, de la Once, del Cermi, de la Asociación del Taxi, la COA o las asociaciones de comerciantes, hostelería y empresarios.

Por todo lo expuesto, Quevedo critica el escrito que ha remitido la Mesa por la Movilidad echándole en cara a la Ciudad que todavía no haya suscrito este convenio. Quevedo dice que no entiende este reproche cuando se está trabajando en este asunto y porque ni el PSOE, ni Ciudadanos ni CpM – que forman parte de esta mesa- preguntaron por el pacto en la última Comisión de Medio Ambiente que se ha celebrado.

Así las cosas, el consejero reconoce también que le gustaría saber qué piensa la Mesa por la Movilidad de las tantas actuaciones que se están llevando a cabo por parte del Ejecutivo local como el carril bici, los caminos escolares, las subvenciones para bicicletas o las obras de Marqués de Montemar.

Vía Cope Melilla