La secretaria general de Salud Laboral de UGT, Maite Molina, ha analizado, con motivo del Día del Trabajo Seguro que se celebra el próximo 28 de abril, los datos registrados en Melilla durante los tres primeros meses del año, con un total de 154 accidentes.

Molina se muestra recelosa en cuanto a su calificación, ya que, asegura, todos han sido catalogados como leves, algo, cuanto menos, “sospechoso”. La razón, argumenta, es que “en estos casos no hay que comunicar la incidencia a la Inspección de Trabajo”.

El trabajo seguro, afirma la secretaria, “se aborda desde distintos puntos”, como combatir la precariedad, prevenir los accidentes, declarar las enfermedades originadas por el trabajo y por defender el trabajo de una manera colectiva.

La secretaria de Acción Sindical de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo, Dolores Bueno, puso especial énfasis en la situación de las camareras de piso. Un colectivo, asegura, integrado en su mayoría por mujeres mayores.

Vía Cope Melilla