El ala norte del Palacio de la Asamblea luce aspecto totalmente renovado después de siete meses de obras y una inversión cercana a los 600.000 euros. Los trabajos, acometidos por la lamentable situación en la que quedaron las instalaciones tras el terremoto del 25 de enero de 2016, han consistido en la demolición de falsos techos, tabiquería y solería; limpieza y picado de la fachada; refuerzo e impermeabilización de la cubierta e instalación de paneles modulares desmontables.

El presidente de la Ciudad ha visitado hoy estas dependencias para ver el resultado de los trabajos. Adjudicada a la empresa Jarquil Construcción por algo más de 596.000 euros, la obra en la segunda planta ha afectado a una superficie de 369 metros cuadrados. Además, se ha actuado también en el castillete de la escalera norte, los aseos en la primera planta y la sala de máquinas y la fachada trasera.

Juan José Imbroda, que ha estado acompañado por Manuel Ángel Quevedo, ha recordado que el ayuntamiento fue el edificio que resultó más dañado tras el terremoto. El presidente ha avanzado que estas instalaciones las ocupará ahora el área de servicios jurídicos y Medio Ambiente, que tendrá que abandonar temporalmente sus dependencias para que sean remozadas.

Vía Cope Melilla