Francisco Vizcaíno asegura que la petición del Grupo Popular de cesar al diputado de CpM, Hassan Mohatar, como presidente de la Comisión de Control de Licitación “es una maniobra cuyo único objetivo es enterrar la Comisión, justo, a un año de las elecciones”.

El diputado del PSOE afirma que “al PP no le gusta la transparencia” y cree que por eso va a obstaculizar cualquier intento de control para saber cómo y en qué se gasta el Gobierno de Imbroda el dinero de los melillenses. Vizcaíno lamenta, además, que al Partido Popular de Melilla lo único que le gusta es “que se le aplauda”, pero que cuando se trata de críticas o de exigencias de transparencia, prefiere “dar un portazo”.

Gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, afirma el diputado, lo que está pasando a propósito de la Comisión de Control demuestra que el PP “no cree en la democracia ni en las normas cuando no les conviene o no les gusta”. Vizcaíno se ha referido, además, a la obligación de los miembros de la Asamblea y de los demás entes públicos de asistir a las sesiones porque, asegura, podrán hacer lo que quieran en su tiempo libre, pero entiende que “como representantes de la Asamblea y del Gobierno de Melilla le deben un respeto a los ciudadanos”.

Vía Cope Melilla