Coalición por Melilla pondrá en conocimiento también de la justicia las supuestas irregularidades cometidas por el Gobierno local en materia de contratación correspondiente al Gabinete de la Presidencia durante los años 2015, 2016 y 2017, anualidades en las que se gastaron aproximadamente 600.000 euros. La formación, que estudia detalladamente los más de mil documentos facilitados por la Administración, alerta de facturas repetidas, duplicidad de servicios y gastos injustificados.

Rachid Bussian ha señalado hoy que después de empezar a estudiar toda la documentación recibida se entiende el golpe de estado que ha dado el Ejecutivo local en la comisión de control. El diputado cepemista ha asegurado que si la contratación de Festejos es para echarse las manos a la cabeza, la de Presidencia “no hay por donde cogerla”.

El principal partido de la oposición no entiende, por ejemplo, que se contrate la grabación o retransmisión de un concierto a una empresa privada cuando lo emite Televisión Melilla. CpM critica también que los gastos del gabinete de la Presidencia no estén supervisados por un jefe de sección o un director general, sino por una persona “contratada a dedo”.

La formación critica que no pueda aclarar las dudas sobre estas facturas y servicios en el foro creado al efecto, la comisión de control. En este punto, Bussian ha anunciado que si los miembros del Grupo Popular no acuden a la reunión convocada para mañana, CpM interpondrá una denuncia por dejación de funciones.

Vía Cope Melilla