Miguel Marín ha asegurado hoy que la sentencia del caso Arquitecto, que le absuelve de un delito de prevaricación administrativa, deja en evidencia las “burdas mentiras” que han mantenido durante los últimos años los miembros de la oposición. El popular ha subrayado también que los argumentos “falaces y miserables” de la oposición han sido fulminados con esta sentencia.

El que fuera consejero de Administraciones Públicas ha recordado que durante todos estos años los partidos de la oposición han pedido su cese o dimisión y han ido contra su persona de forma “antidemocrática”. Marín ha insistido en que el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Para el popular, estamos ante un proceso judicial “politizado” en el que no ha habido acusación particular y la popular la conformaban Coalición por Melilla y Dionisio Muñoz, ex secretario general del Partido Socialista de Melilla.

A Marín le ha sorprendido “desagradablemente” la postura mantenida por Ciudadanos durante todo este tiempo, ya que en lugar de dar “carta de veracidad” a las resoluciones judiciales que le daban la razón, “se ha echado en brazos” de CpM y PSOE.

Además de agradecer a su familia, compañeros de Gobierno, PP, afiliados y, sobre todo, a Juan José Imbroda, el apoyo y cariño demostrado estos años, Miguel Marín ha subrayado que todavía tiene mucha fuerza y ganas para seguir trabajando por Melilla.

Vía Cope Melilla