Melilla se ha sumado este viernes a la celebración del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo con un manifiesto leído por el director del colegio Enrique Soler, que ha hecho un llamamiento a los políticos de la Unión Europea para que se comprometan a eliminar las muchas barreras que aún impiden a las personas con trastorno del espectro autista (TEA) a disfrutar de plenos derechos.

La campaña de sensibilización de este año, que se desarrolla bajo el lema ‘Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible’, incide en la necesidad de adoptar una Ley Europea de Accesibilidad firme y eficaz que aborde las necesidades de esas personas.

Para conseguir un impacto real en la vida de millones de personas con discapacidad –hay 450.000 con trastorno del espectro autista en toda España y 800 en Melilla–, el movimiento asociativo del que forma parte Autismo Melilla aboga por que esa Ley incluya un amplio conjunto de requisitos en accesibilidad, así como el abordaje de las necesidades cognitivas y sensoriales del colectivo.

Otra de las propuestas recogidas en el manifiesto leído este mediodía pasa por trabajar junto al movimiento asociativo para identificar y eliminar esas barreras específicas a las que se enfrentan las personas con TEA. Las asociaciones instan a políticos, profesionales y empresarios a consultar a esas personas y colaborar con ellas y con las entidades que las representan para hacer una sociedad más acogedora en todos los ámbitos.

Vía Cope Melilla