El nuevo contrato de educadores de calle, que se adjudicará este jueves en Mesa de Contratación, incluye la puesta en funcionamiento de un teléfono gratuito para que los ciudadanos puedan avisar de cualquier tipo de incidencia. Además, dos furgonetas sin ningún tipo de distintivo se encargarán de trasladar a los menores que quieran ir voluntariamente a los centros.

El consejero de Bienestar Social ha explicado que el servicio estará integrado por 10 auxiliares de control, 4 educadores o trabajadores sociales y un enfermero. El contrato se adjudicará por un periodo de un año.

Por lo que respecta al módulo de primera acogida que se quiere construir en el centro de la Purísima, Daniel Ventura ha avanzado que técnicos de Fomento han visitado las instalaciones y aseguran que hay espacio suficiente para llevarlo a cabo. El consejero defiende la necesidad de que sea un módulo de primera acogida mixto con una parte dedicada a los trastornos de conducta.

A día de hoy la Ciudad acoge a unos 725 menores en los diversos centros, incluido el de Palencia. Según Ventura, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mantendrán las actuaciones de recogida de menores de la calle y de identificación de los mayores de 18 años.

En otro orden de cosas, y a preguntas de la prensa, Daniel Ventura ha señalado que el 99,9 por ciento de los ayuntamientos a los que se le ha pedido que acojan a menores tutelados por la Ciudad han dicho que no. Tan solo por ahora La Rioja se ha mostrado dispuesta a colaborar, aunque acogería a unos cinco o seis chicos, cantidad que, según el consejero, no soluciona el problema.

Vía Cope Melilla