La Delegación del Gobierno ha salido al paso de los comentarios que circulan en redes sociales sobre marroquíes a los que no se les ha permitido pasar por la frontera con las compras realizadas en el centro comercial al entender la Policía que era “mercancía de contrabando”. Aclara que denuncias de este tipo deben realizarse formalmente, con todos los datos de día y hora, por parte de una persona debidamente identificada en las instancias correspondientes, es decir, Jefatura de Policía, Comandancia de la Guardia Civil o Delegación del Gobierno.

Además de señalar que cualquier disfunción que pueda darse en la frontera ha de ser corregida, la Delegación insiste en que cualquier compra para consumo personal debidamente justificada no debe tener problemas a la hora de pasar a Marruecos. Ante esta situación, insiste en que las reclamaciones, para que se hagan efectivas, se hagan llegar a los organismos con competencias para resolverlas con el fin de aclararlas y poder corregir posibles disfunciones si las hubiera.

Vía Cope Melilla