El coordinador de Unión, Progreso y Democracia en Melilla, Emilio Guerra, cree que el comercio “está viviendo momentos críticos que pueden marcar el futuro y el devenir económico de los próximos años”. A juicio del dirigente magenta local, “estamos viviendo la finalización de un ciclo ya decadente”. Asegura que el problema es que ha pasado mucho tiempo “sin establecer las medidas necesarias para dar impulso a otras alternativas y escenarios”.

UPyD, que defiende que son “legítimas” las protestas y manifestaciones de algunos comerciantes, muestra su preocupación por el hecho de que todos los sectores implicados “no remen en el mismo sentido”, refiriéndose al Gobierno de la Ciudad, a la Confederación de Empresarios y a los comerciantes de la frontera, una muestra clara, dice, “de que existen intereses muy contrapuestos cuando debería ser todo lo contrario”.

Vía Cope Melilla