La Ciudad Autónoma ha presentado esta mañana el proyecto con el que se busca dar una solución al problema de aguas estancadas del Río de Oro y conseguir un buen aspecto general de la desembocadura.  El presidente Juan José Imbroda ha informado de que las obras salen a licitación por casi 800.000 euros (789.530 euros) y que tendrán un plazo de ejecución de seis meses. Confía en que los trabajos puedan comenzar en mayo y estar acabados antes de que termine el año.

Concretamente, el jefe del Ejecutivo local ha explicado que la actuación que se va a llevar a cabo consiste en la adecuación de la solera y de los muros cajeros del Río de Oro, desde su cruce en la calle Álvaro de Bazán hasta la desembocadura a la altura del Paseo Marítimo Alcalde Rafael Ginel. Además, se tiene previsto levantar un estanque con una fuente ornamental iluminada, en el tramo final del cauce.

Juan José Imbroda ha reconocido que este es uno de los proyectos que más ganas tenía de presentar y recuerda que para elaborarlo y ponerlo en marcha la Ciudad se ha tenido que ponerse de acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para conseguir los permisos necesarios.  Si no se ha decidido utilizar este espacio para zonas de juego es porque la Confederación considera que es mejor “no poner obstáculos” ante las posibles riadas que puedan producirse. No obstante, entiende que en los meses “de buen tiempo” se podrá aprovechar el lecho del río para “alguna actuación”.

Imbroda entiende que con esta obra se recupera un espacio importante “que está situado en una zona noble de la ciudad” y que hasta ahora “rompía” con la sintonía del Paseo Marítimo y de una ciudad “bonita y moderna” como es Melilla.  Del mismo modo, se pone fin, apunta, a una actuación que comenzó a principios del año 2000 cuando el Gobierno se hizo cargo de una serie de solares y le compró a la Autoridad Portuaria la explanada de San Lorenzo. A partir de entonces, se han acometido unos “trabajos maravillosos”, como el puente del Río de Oro, la plaza multifuncional, una serie de viviendas y un hotel.

Vía Cope Melilla