Representantes de la Clínica Rusadir  han asistido  esta mañana junto con el Ingesa, la Policía Nacional y demás agentes sociales  a una reunión en la que se han estudiado las medidas necesarias  para evitar las agresiones en los centros sanitarios, reunión que ha tenido lugar en la Dirección Territorial del  Instituto Nacional de Gestión Sanitaria.

Durante el encuentro,  se han analizado las diversas actuaciones de refuerzo policial que se han efectuado en la ciudad desde que entró en vigor la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud. En este repaso se ha señalado el problema que existe en los datos estadísticos con respecto a  las agresiones “ya que no todas acaban plasmadas en denuncias”.

Con el objetivo de agilizar y facilitar el que todos los casos sean denunciados, el comisario José Manuel Gámez Castellanos, jefe Regional de Operaciones y segundo jefe de  la Jefatura Superior de Policía, ha ofrecido  la posibilidad de que, en los casos de agresiones, los funcionarios policiales efectúen la toma de datos “in situ”; pero, la denuncia siempre se debe formalizar en la Comisaría. No obstante, se señala que desde que se inició el actual procedimiento con la intervención del Interlocutor Policial, prácticamente no hay tiempo de demora para la formalización de la denuncia.

También se han analizado los procedimientos de seguridad en los centros sanitarios y el papel que tienen que desarrollar los miembros de la vigilancia privada, así como la implicación de posibles testigos ante una agresión para que se consiga una condena efectiva en los juzgados.

En el apartado de prevención los funcionarios policiales se han ofrecido para impartir formación a los profesionales de la sanidad pública con respecto a situaciones conflictivas que se puedan dar en su ámbito de trabajo. Ofrecimiento que ha sido recogido por los responsables de los Colegios Oficiales para que estas charlas se puedan impartir en sus instalaciones.

En este ámbito los representantes sindicales han incidido en acciones relativas a educar o concienciar a la población usuaria y, especialmente, a que las campañas de información deben de recalcar las penas que establece el Código Penal con respecto a las agresiones al personal sanitario.

Ha cerrado el encuentro el director territorial del Ingesa, Francisco Robles, quien ha agradecido a los presentes su asistencia, la colaboración y el interés demostrado en la mejora de la situación actual.

Aprobado el protocollo de actuación frente a la violencia en el trabajo

El director territorial del Ingesa ha anunciado que ya, una vez aprobado,  está en vigor el ‘Protocolo de actuación frente a la violencia en el trabajo’ del Instituto de Gestión Sanitaria. Francisco Robles ha aclarado que será entregado a los representantes sindicales en la próxima reunión de la Junta de Personal, encuentro en el que se facilitarán actualizadas las cifras sobre las agresiones en el Área de Salud.

Vía Cope Melilla