Seguir mejorando el tránsito y el control fronterizo y aumentar el número de efectivos  son algunas de las reivindicaciones que se han puesto sobre la mesa en la Asamblea Extraordinaria que ha celebrado la Confederación Española de Policías (CEP) en el Hotel Tryp Melilla Puerto esta misma mañana.

Juan Carlos Gil, secretario regional de Andalucía Oriental de la Confederación Española de Policía (CEP),  ha  matizado que uno de los principales problemas que sufre Melilla es la  situación de su frontera, por el comercio atípico, la gran cantidad de porteadores que hay  y por la falta de personal que se padece. La idea, apunta, es  hablar con el jefe superior de la Policía para que se desplacen más agentes.

A preguntas de la Cadena COPE sobre cuántos efectivos serían necesarios, ha explicado que, según un estudio realizado, se requería un grupo más de UPR (Unidad de Prevención y Reacción) con 45 agentes, además de otros 150  para paliar el trabajo que se realiza en frontera.

Del mismo modo, Juan Carlos Gil es partidario de dar una serie de “credenciales” a los porteadores para  garantizar así el control de los mismos y dar  una mayor fluidez a su paso.

Por su parte, el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda  se ha puesto al servicio de todos los agentes y de sus máximos responsables para, en la medida de lo que él puede, mejorar  sus condiciones laborales.  Aplaude el trabajo que realizan en frontera con las “penalidades” que sufren y remarca que todas reivindicaciones que se hagan él la secundará.

El popular también se ha referido al acuerdo de equiparación salarial. Señala que era una “muy justa reivindicación”  y deja claro que este es “un compromiso serio”. Echarse para atrás, subraya, “es inviable e imposible”.

Vía Cope Melilla