El Ministerio del Interior ha publicado este mediodía el nuevo balance de criminalidad, del que se desprende que las infracciones penales  se redujeron el año pasado en un 1,8 por ciento respecto a 2016. El delegado del Gobierno considera una muy buena noticia que la tasa de criminalidad por cada mil habitantes sea del 55,1, mejorando los datos de cierre de 2016 y rebajando en más de 8 puntos los registrados en 2011.

Para Abdelmalik El Barkani, también es muy significativo que la tasa de criminalidad del año pasado sea la segunda mejor desde 2006. El delegado tampoco ha querido pasar por alto los buenos resultados en cuanto al esclarecimiento de las infracciones penales, que ha subido un 2,4 por ciento respecto al año pasado al pasar del 55,5 de finales de 2016 al 57,9 actual.

El balance publicado arroja también un descenso del 100 por cien en homicidios dolosos y asesinatos consumados, así como del 15,8 en los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria. Los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual han bajado un 43,1 por ciento. Además, los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones descienden en un 27,6 por ciento. En los robos con violencia e intimidación, la reducción es del 5,6 por ciento y en los hurtos del 12.

Vía Cope Melilla