El pleno de la Asamblea ha aprobado con los votos a favor del Grupo Popular y Mixto, y la abstención de CpM, PSOE y Ciudadanos, el nuevo contrato de parques y jardines de la ciudad, un pliego mucho más técnico que incorpora un aumento de personal (hasta alcanzar los 103 trabajadores) y de medios materiales. El contrato se adjudica por algo más de 16 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro años prorrogable a otros dos.

Los partidos de la oposición coinciden en alabar el avance técnico de este nuevo pliego, más acorde a la realidad de la ciudad, pero critican, entre otras cosas, que no recoja seis zonas verde, como Melilla la Vieja, los jardines de la Consejería de Hacienda o el parque de la Cañada. Este ha sido el principal motivo por el que CpM se ha abstenido en la votación.

El Grupo Socialista, por su parte, ha agradecido que el contrato recoja avances en la incorporación de vehículos con energía alternativa y ha explicado que lo ideal sería que en el pliego tuviera el mismo peso la oferta técnica que la económica. Según Francisco Vizcaíno, cuando las empresas presentan ofertas a la baja, los que terminan pagando esta situación son los trabajadores.

El nuevo contrato, ha explicado Manuel Ánguel Quevedo, supone un aumento de personal del 33 por ciento (27 trabajadores más) y un “salto cualitativo” en lo que respecta al material. Solo en los tres primeros meses de prestación del servicio se van a incorporar 18 vehículos nuevos. El consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha recordado que incluye 21 programas específicos de gestión y detalla que las seis zonas verdes que quedan fuera del pliego es porque tienen contratos en vigor.

Ciudadanos ha preguntado al Gobierno si cabe la posibilidad de introducir una cláusula en el contrato para garantizar que todos los contratados cumplan con su jornada laboral. Y es que, según Luis Escobar, del centenar de trabajadores solo prestan el servicio realmente unos 50.

Para Quevedo lo dicho por Escobar es una “barbaridad” que pondrá en conocimiento de la empresa para que tome las medidas que considere oportunas, ya que la está acusando de pagar a 44 empleados por no trabajar. El consejero de Coordinación y Medio Ambiente le ha reprochado al diputado de Ciudadanos que no realice estas acusaciones en la comisión donde están los técnicos y si en pleno delante de los medios de comunicación.

El popular ha resaltado las bondades de este nuevo contrato que si, en algo es bueno, es para los trabajadores, ya que se han recogido todas las demandas planteadas por los sindicatos. Quevedo ha detallado también que garantiza el plus de residencia y el de la bonificación a la Seguridad Social para los trabajadores.

Vía Cope Melilla