El consejero de Bienestar Social ha recordado hoy que ninguna organización no gubernamental trabaja en estos momentos en los centros de acogida. Daniel Ventura asegura que cuando estas instalaciones les han abierto las puertas, han acabado expulsándolas de forma inmediata.

Según el popular, han sido los propios educadores y cuidadores los que en alguna ocasión han pedido que se echara a esas organizaciones por estar más pendientes de la información que pudieran sacar a los menores que del trabajo que podrían hacer con ellos.

Ventura asegura que incluso uno de los trabajadores continúa de baja tras haber sido denunciado por una de esas asociaciones. Señala que, aunque la justicia comprobó que se trataba de falsas acusaciones, a ese profesional le destrozaron la vida.

Vía Cope Melilla