Un total de 40 menores acogidos por la Ciudad en centros de protección han recibido hoy los diplomas que acreditan la formación especializada que han recibido durante cuatro meses en materias como mantenimiento de edificios, pintura y atención al público. Daniel Ventura ha destacado la gran labor que han realizado estos alumnos, a los que se intentará ahora encontrar un puesto de trabajo.

Este curso es la continuación a otro de iniciación que se ha realizado con anterioridad. El consejero ha recordado que estos jóvenes han participado en actividades organizadas por la Ciudad, en el caso del dirigido a atención al público, que les ha servido para realizar prácticas.

La intención de la Consejería de Bienestar Social es volver a poner en marcha esta iniciativa. Mientras tanto trabajan para que las empresas locales sigan ofreciendo formación a los jóvenes. Ventura ha señalado que son muchos los alumnos que han participado en los dos cursos y ha resaltado el trabajo realizado.

Vía Cope Melilla