La Guardia Civil ha detenido esta madrugada a un inmigrante de origen camerunés que, tras saltar la valla por la zona próxima al Dique Sur, burló a la carrera el control policial y, una vez en el agua, se enfrentó violentamente a los guardias que intentaban rescatarlo. El suceso ha ocurrido esta mañana, pasadas las seis, cuando el inmigrante, junto con otro, ha logrado acceder a Melilla.

Activado el GEAS para proceder a su rescate, el inmigrante no sólo ha opuesto resistencia a la Guardia Civil sino que ha atacado al agente que intentaba subirlo a la embarcación con dos garfios. Una vez desarmado ha sido detenido por resistencia, desobediencia y amenazas a la autoridad y pasará en las próximas horas a disposición judicial. El otro inmigrante, que fue interceptado en tierra, está ya en el CETI y ha quedado a disposición de la Policía Nacional en aplicación de la Ley de Extranjería.

Conocida la noticia, el delegado del Gobierno ha subrayado una vez más la difícil labor de la Guardia Civil en los servicios de vigilancia y custodia de las fronteras de Melilla y ha reiterado su apoyo a los agentes. Abdelmalik El Barkani insiste en que no es admisible el acceso irregular a territorio español mediante actitudes violentas y demanda una política consensuada de inmigración por parte de la Unión Europea.

Via Cope Melilla