El Ministerio de Educación va a poner en marcha en Melilla once programas de Formación Profesional básica para 165 alumnos en situación de riesgo de exclusión social o que hayan abandonado el sistema educativo. El proyecto, que cuenta con una dotación presupuestaria de 650.000 euros, tiene una duración de nueve meses y permitirá la contratación de 30 profesionales.

José Manuel Calzado ha explicado hoy que serán once instituciones sin ánimo de lucro las que se encarguen de impartir estos programas relacionados con los servicios administrativos, comerciales, informática, cocina o artes gráficas, entre otros. El popular ha recordado que este proyecto contaba con una partida de 474.000 euros durante la etapa del Gobierno socialista.

Otro de los proyectos que va a poner en marcha el ministerio es un programa de educación compensatoria, al margen del convenio suscrito con la Ciudad, dirigido a 250 jóvenes también en situación de exclusión social, que hayan abandonado el sistema educativo o estén acogidos por instituciones locales. En este caso, la duración será de un curso completo y costará 40.000 euros.

En este punto, Calzado ha asegurado que el esfuerzo que está realizando el Partido Popular en materia educativa desde que llegó al Gobierno está dando sus frutos, como lo demuestra el hecho de que en cinco años se haya reducido casi a la mitad la tasa de abandono escolar. Del mismo modo, resalta que mientras que en el curso 2011-12 había 1.600 alumnos en FP y 52 profesores técnicos, este curso la cifra ha crecido hasta los 2.180 estudiantes y 71 profesionales.

Vía Cope Melilla