La consejera de Presidencia y Salud Pública ha anunciado que se ha adjudicado a la Clínica Rusadir el servicio de prevención del cáncer de colon, que será la encargada de realizar las pruebas de sangre oculta en heces.

Adjudicado por 17.000 euros, la primera fase de este programa durará cinco meses y se dirigirá a melillenses de entre 65 y 69 años, quienes recibirán en sus domicilios una carta enviada por la Clínica Rusadir “en la que se les citará para la recogida de los botes necesarios para realizar el estudio”. Los resultados se enviarán a la Consejería de Presidencia y Salud Pública. Subraya Paz Velázquez que el objetivo de este servicio es frenar el número de casos detectados “de un tipo de cáncer que es uno de los más frecuentes en la población española”.

Se trata de una prueba gratuita “y no invasiva”. Aclara que los casos que arrojen un resultado positivo de sangre oculta en heces se derivarán al Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa). De hecho, la semana próxima comenzarán las reuniones de coordinación a tres bandas entre la Consejería de Presidencia y Salud Pública, especialistas y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). En esta primera fase se estima llegar a del orden de 4.000 ciudadanos y se subraya que el índice de curación del cáncer de colon alcanza el 90 por ciento “si se detecta precozmente”.

Por último, recuerda la consejera que el programa de detección precoz del cáncer de colon contempla un presupuesto de 40.000 euros anuales y un compromiso de cuatro años.

Vía Cope Melilla