El presidente de la Ciudad ha hecho un llamamiento a Mustafa Aberchan para que cesen las arengas que “CpM y sus adláteres” están dando en algunos barrios para que los melillenses musulmanes secunden las protestas organizadas en defensa del paso de borregos desde Marruecos. Juan José Imbroda le ha dejado claro al líder de la oposición que “si aquí hay una hoguera, no se va a quemar una mitad, sino entera, y los que están intentando que arda, también”.

Para el popular, la manifestación convocada el pasado viernes fue un “total fracaso”, de ahí que se esté elevando el discurso a un nivel mucho más peligroso. En esas arengas se insta a los musulmanes a “recordar los mejores momentos del 85” y a decir “basta ya” a ser tratados como “españoles de segunda”.  Yonaida Sellam, presidenta de Intercultura, dice en esas arengas que no se puede permitir que “un acomplejado” como el delegado del Gobierno y un “fascista” como el presidente de la Ciudad les digan a los musulmanes cómo tienen que celebrar su pascua grande.

Imbroda tiene claro que estamos ante una operación política de “CpM y sus adláteres” que busca “pegarle fuego al bosque sin ningún temor”. El jefe del Ejecutivo local subraya que a Mustafa Aberchan no le importan las consecuencias que podrían tener para Melilla esta situación y le pide que cese en su postura de “reventar” a la ciudad.

Así las cosas, el popular ha aclarado que los musulmanes melillenses tendrán borregos para el Aid El Kebir igual que los ceutíes y peninsulares, que consumen animales que no proceden de Marruecos. Imbroda cree que “ya está bien” de encender una mecha “muy peligrosa” y apunta que “aquí nadie está por fastidiar a nadie”, sino por cumplir la normativa nacional.

Vía Cope Melilla