La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un marroquí de 53 años por falsedad documental y fraude a la Seguridad Social. Ya ha sido puesto a disposición judicial.

Las pesquisas se iniciaron en octubre de 2016, al detectar los funcionarios de la Oficina de Extranjeros de la Delegación del Gobierno signos de falsedad en un volante de empadronamiento de un ciudadano marroquí con permiso de residencia.

La Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal (UCRIF) se hizo cargo de la investigación. Sus pesquisas han puesto de manifiesto que este individuo había falsificado su dirección de empadronamiento y que había percibido indebidamente del Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) más de 5.000 euros en concepto de Renta Activa de Inserción (RAI). Precisamente, la detención se produjo la semana pasada en las oficinas del SEPE, “lugar al que había acudido para realizar unas gestiones”.

Se constató que el ahora detenido en realidad residía en Marruecos y había proporcionado como dirección de empadronamiento en Melilla una vivienda deshabitada. Asimismo, con la colaboración del antiguo INEM, los agentes comprobaron que había percibido indebidamente 5.112 euros en concepto de Renta Activa de Inserción.

Vía Cope Melilla