La Guardia Civil de Melilla y  Cuerpo Nacional de Policía de Lorca han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de hachís “a gran escala y de forma continuada”. La Operación ‘Litux-Poniente’, desarrollada en Melilla, Alicante y Almería, ha sido dirigida y tutelada  por el Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla.

Nueve personas han sido detenidas: seis en la provincia de Alicante y otras tres en Melilla. Hay ocho hombres de nacionalidad española y uno de Letonia. Todos han ingresado en prisión. Se les imputan delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La investigación comenzó en febrero, cuando en el puerto de Melilla se intervino una cabeza tractora en la que se había ocultado hachís en el interior de uno de sus depósitos de combustible. En ese momento se detuvo a su conductor, “al que se le atribuye que podría haber realizado otros seis episodios anteriores de tráfico de drogas por este procedimiento y la introducción con éxito de unos 1.500 kilos de droga”.

La organización tenía como centro de operaciones diversas localidades de la provincia de Alicante. Para  apariencia de legalidad, creaba empresas pantalla dedicadas al transporte de mercancías que, con destino Melilla, desplazaban desde la península, “debidamente documentada,  en vehículos de gran tonelaje y en los que previamente habían diseñado y construido  sofisticados dobles fondos en sus depósitos de combustible”.

Tras la descarga de la mercancía en Melilla,  trasladaban los vehículos a lugares seguros donde otros miembros de la organización introducían la droga en esos dobles fondos y, vía marítima,  regresaban a la península cargados con el estupefaciente.

Dificultar la vigilancia

La titularidad de las cabezas tractoras recaía  sobre los conductores encargados del transporte para, de este modo, dificultar la posible vigilancia sobre el entramado y los medios utilizados en su estructura.

La operación se salda con la aprehensión de unos 250 kilos de hachís, dos cabezas tractoras, un semi-remolque, seis vehículos, numerosos terminales telefónicos, dinero en efectivo y abundante documentación. Ha sido desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas –EDOA- de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Melilla conjuntamente con el Grupo II de Lorca (Murcia), perteneciente a la Brigada Local de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía.

Vía Cope Melilla