La Policía Nacional ha detenido esta mañana a un hombre que entró a la carrera en el puesto fronterizo de Beni Enzar al grito de “Alá es el más grande”. Portaba un cuchillo con el que hirió a un agente, al que provocó un corte en una mano, una herida de carácter leve por el que ha precisado atención médica.

El incidente ha ocurrido a las 07.35 horas de este martes. La investigación está en curso. Del suceso ha informado el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a través de una red social en la que también ha felicitado a los policías de la frontera “por la rápida, coordinada y profesional actuación” que ha permitido la detención de este sujeto que fue reducido con la ayuda de una valla contenedora.

El asaltante cayó al suelo y los agentes se lanzaron sobre él. Todo apunta a que fue en ese momento cuando uno de los policías resultó herido leve en un dedo.

El delegado del Gobierno pide prudencia

El delegado del Gobierno “ni confirma ni descarta” que lo sucedido responda a un atentado terrorista. Abdelmalik El Barkani, que ha dicho que “hay que ser muy prudente”, señala que en estos momentos se está “recabando información” e investigando los antecedentes de la persona que ha agredido al agente de la Policía Nacional. Lo que sí se sabe es que se trata de un marroquí de 29 años.

Además de felicitar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “por su profesionalidad” y por la  rapidez con la que han actuado, el delegado del Gobierno ha comentado que, “por fortuna”, el agente herido se encuentra bien. Matiza que la herida en un dedo de la mano izquierda “no reviste gravedad” y que no ha necesitado puntos de sutura.

Sobre la posibilidad de adoptar medidas adicionales de seguridad en la frontera, apunta Abdelmalik El Barkani que todo dependerá de la información que arroje la investigación “y de lo que demanden los propios profesionales”. No obstante, apunta que “ya hay un número importante de efectivos que prestan servicio en los puestos fronterizos”.

Vía Cope Melilla