Melilla cuenta un año más con dos banderas azules que certifican la calidad de sus playas. En concreto, una corresponde a los Cárabos y otra a la zona del Hipódromo y la Hípica.  Manuel Ángel Quevedo ha señalado hoy que la ciudad cumple “sobradamente” los requisitos exigidos para obtener este distintivo.

El presidente de la Ciudad ha izado hoy la bandera de la playa de los Cárabos, ubicada junto al puesto de socorro, y ha resaltado el esfuerzo que se realiza desde la Administración local para tener una zona de baño en óptimas condiciones de uso y disfrute para los melillenses.

Cómo ejemplo de que se superan los requisitos fijados por la Fundación de Educación Ambiental, organización que concede la bandera azul, el consejero de Coordinación y Medio Ambiente ha detallado que hay más socorristas de los exigidos y que se multiplican por cuatro las analíticas que se hacen del agua del mar.

Vía Cope Melilla