Últimas Noticias

Ocho detenidos en el marco de la Operación Jabal contra el tráfico de inmigrantes

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas y ha desarticulado una organización dedicada al tráfico de inmigrantes. Entre los detenidos en el marco de la Operación Jabal están tanto el líder del grupo en Melilla, un español de 31 años, como su enlace en Marruecos, un magrebí de 38.

Según la Guardia Civil, esa organización se dedicaba a introducir en Melilla a inmigrantes ilegales de origen subsahariano, en embarcaciones de alta velocidad o a través de los pasos fronterizos, ocultos en dobles fondos.

En la operación han sido detenidos –además del líder y de su enlace– un menor, dos hombres y una mujer, todos con nacionalidad española y residencia en Melilla.

La Guardia Civil ha constatado la entrada ilegal en la ciudad de 166 personas, pases por los que la organización habría obtenido ingresos superiores a 300.000 euros.

Esta operación arrancó a finales del pasado mes de septiembre después de que se comprobara que estaba aumentando la entrada ilegal de inmigrantes. La investigación permitió constatar la existencia de una organización diversificada en Melilla y Marruecos.

Método novedoso

La Guardia Civil sostiene que la organización desarticulada en el marco de la Operación Jabal ha introducido en Melilla a unos 130 inmigrantes vía marítima y ha cobrado alrededor de 1.500 euros por persona.

Según los agentes que se han encargado de la investigación, para hacer esos “pases” utilizaban un método novedoso que consiste en aproximarse con embarcaciones de alta velocidad al espaldón del puerto y descargar allí a los inmigrantes, que se ocultaban entre las rocas.

Una vez en tierra, la organización los iba sacando de forma escalonada para no levantar sospechas. Según la Guardia Civil, utilizaban fuertes medidas de seguridad y contaban con vigilantes en las escolleras, en varios puntos del puerto y en Melilla la Vieja.

También empleaba la organización a personas, normalmente menores de edad, para guiar a los inmigrantes hasta el CETI.

Sostiene la Guardia Civil que cuando los subsaharianos conseguían salir de las escolleras, formaban parejas de hombre y mujer para aparentar que paseaban de la mano por la ciudad.

También para no levantar sospechas entraban de forma escalonada en el CETI, donde decían que habían llegado a la ciudad en dobles fondos.

4.200 euros a cada inmigrante

La organización desarticulada en Melilla por la Guardia Civil cobraba 4.200 euros a cada inmigrante que entraba en la ciudad oculto en el doble fondo de un vehículo. Según los investigadores, empleaban coches de media o alta gama que –para dar apariencia de normalidad– estaban ocupados por un hombre, una mujer y menores, personas que conformaban una unidad familiar.

La Guardia Civil cree que la organización elegía para cruzar la frontera los días y las horas que menos hacían recelar a los agentes encargados de los registros selectivos.

Los investigadores han comprobado que, además de introducir a tres personas por coche para rentabilizar el pase, llegaron a emplear hasta seis vehículos diferentes.

Una vez en Melilla, el coche se dirigía a un garaje que se comunicaba con una vivienda del Monte María Cristina, donde los inmigrantes se ocultaban durante 24 horas. Después, iban saliendo de forma escalonada y los dejaban en las inmediaciones del CETI para no levantar sospechas.

Vía Onda Cero Melilla

Atención Médica Especializada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: