De los cambios en la actualidad política

05/10/2016

Regresa uno de unos días de ausencia, y desde luego cómo han cambiado las cosas en muy poco tiempo. Han cambiado tanto, que ya ni el panorama político es el mismo que el pasado jueves. Lo que son las cosas de la vida, cuando menos nos lo esperamos, todo cambia y cambia además a una velocidad de vértigo.

Sin ir más lejos, en escasos cuatro días, hemos pasado del no es no, es decir, de la imposibilidad manifiesta de contar con un Gobierno en España, a buscar la fórmula que menos dañe al Partido Socialista Obrero Español, para propiciar que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno.

Hemos pasado de tener prácticamente asegurada la convocatoria electoral para el próximo domingo día 18 de diciembre, tanto es así que el Partido Popular ya ha registrado esa petición en el Congreso de los Diputados, a que ahora sean los socialistas los que digan que eso no puede ser y que hay que encontrar el modo y manera de que los ciudadanos españoles no tengan que acudir por tercera vez a las urnas en menos de un año.

Y hemos pasado de tener a un secretario general del Partido Socialista Obrero Español enrocado en buscarse una salida a si mismo, a tener a un exsecretario general del Partido Socialista, que paradójicamente es la misma persona, caso de Pedro Sánchez, que de no haber salido él por la puerta de atrás de la madrileña calle de Ferraz, los dirigentes de ese mismo partido lo hubiesen sacado a gorrazos por la ventana.

Vamos, que como les decía, nada es lo mismo en el panorama político español que hace cuatro días y mucho me temo, que nada será lo mismo dentro de quince o veinte días, cuando el Partido Socialista, no sé cómo ni de qué manera, propicie la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, y a partir de ahí, para mediados del próximo mes de noviembre, España pueda tener u nuevo Gobierno.

También del Partido Popular y en este caso en una clara minoría frente al resto de los partidos de la oposición en el Congreso de los Diputados, pero al final y al cabo, un Gobierno, que es lo que necesitan tanto España como los españoles.

Hoy, y a diferencia de lo que he venido sosteniendo y manteniendo desde hace muchos meses, estamos más cerca de la conformación de un Gobierno de España, que de la repetición, por tercera vez, de las elecciones generales. Aunque bueno, ya saben ustedes que estamos en política, y en política suele y puede pasar de todo.

Eso en lo que se refiere al panorama político nacional, que fíjense si ha cambiado.

En el local, pues tenemos nuevo vicepresidente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla, Daniel Conesa, una persona que reúne todos los requisitos para desempeñar magníficamente esa labor y que además, deja la Consejería de Hacienda para pasar a tener la responsabilidad de Economía, un lugar que le viene como anillo al dedo, porque si algo tiene Conesa en su haber, es saber hacer política y desde esa área, desde luego que se hace mucho más política que desde la Consejería de Hacienda.

Su lugar, el de Conesa en Hacienda, lo ocupa Ester Donoso, una persona de partido y disciplinada, que no ha hecho asco alguno a pasar a comerse el marrón de Hacienda, de pagos y de facturas. Y que probablemente, en silencio y sin grandes aspavientos, sabrá manejar esa complicada área de Gobierno en el seno de la Ciudad Autónoma de Melilla.

Por su parte, el que fuera vicepresidente primero del Gobierno, Manuel Angel Quevedo, asume, además de su Consejería, en este caso la de Medio Ambiente, el área de Coordinación. ¿Qué es eso se preguntarán muchos de ustedes? Pues si esperan de mí una respuesta, me temo que no la van a obtener, porque ni sé qué es eso, ni mucho menos sé para qué sirve eso.

Eso en clave política, porque en clave funcionarial, no sé yo si el interventor de la Ciudad Autónoma de Melilla, sigue o no sigue en su cargo. No sé si se ha ido, si lo hacen cesado o si sigue desempeñando su puesto.

Decía ayer Daniel Conesa en las redes sociales que él había sido el que había decidido dejar el puesto o pedir su sustitución, y claro, viniendo la información de Conesa, me la creo a pies juntillas, entre otras muchas cosas porque suele decir la verdad. Otra cosa es lo que alguien ha publicado en algún medio y lo que tenga de verdad o coincidencia con la realidad esa información. A veces hay cosas de las que se suele decir que todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

Que haya sido este el caso o no, es algo que sólo con el paso del tiempo podremos verificar. Pero sea como fuere, si se ha ido o han cesado el interventor municipal, lo mínimo que se debe hacer es agradecer su trabajo, su esfuerzo y sus ganas de colaborar para que las cosas se hicieran bien en Melilla. Creo que es de bien nacidos ser agradecidos y la Ciudad Autónoma de Melilla lo mínimo que puede hacer con ese empleado público es agradecerle los servicios prestados.

Y ya, como última reflexión de este apresurado regreso, lo de la concentración de los vecinos de la Cañada de Hidúm frente a la Delegación del Gobierno.

Miren, cualquiera es libre de concentrarse, de protestar o de reclamar aquello que en justicia crea que merezca, por tanto, los vecinos de la Cañada de Hidúm no van a ser menos en ese derecho fundamental que les asiste como ciudadanos españoles que son.

Ahora bien, ¿tiene sentido esa concentración? ¿Van a conseguir algo con ponerse frente a la Delegación del Gobierno a reclamar no sé si respeto, atención o simpatías?

Siempre he dicho y lo mantengo ahora, que no se puede ni se debe criminalizar a todos los vecinos que residen en ese populoso barrio de la Cañada de Hidúm, entre otras muchas cosas porque no lo son, ni lo han sido nunca, ni espero que lo sean jamás.

Y siempre he añadido a ese respecto, que los grandes perjudicados por la delincuencia que hay en ese y alrededor de ese barrio, son los propios vecinos. Eso es verdad y eso hay que ponerlo en valor, porque es injusto que paguen siempre justos por pecadores.

Ahora bien, de ahí a protestar ante la ciudadanía por eso, creo que dista un abismo. El abismo que hay entre quienes quieren criminalizar a los vecinos de esa populosa zona de la ciudad, y los que sabemos que eso es falso.

De igual modo, no llego a entender del todo bien las críticas a las actuaciones policiales en esa barriada, cuando precisamente esas actuaciones van dirigidas a proteger a esos vecinos y a quitarles de encima de los delincuentes que allí puedan residir o pasarse por ese barrio. Me cuesta creer, que quienes padecen las consecuencias de esa delincuencia, quieran desviar la atención a otras razones que no son las reales, del por qué de esa misma delincuencia.

Para mí es del todo innecesaria esa concentración de protesta, creo que convocada por la Asociación de Vecinos de la Cañada para la semana que viene, pero admito y respeto la decisión libre de esos ciudadanos melillenses.

Espero que la concentración discurra con total y absoluta normalidad y espero que a partir de que se realice, los propios vecinos de la Cañada de Hidún den un paso al frente y se sitúen en la defensa de sus intereses. Que es donde deben estar siempre.


QUIÉNES SOMOS

En Popular Tv Melilla nos esforzamos cada día por haceros llegar una televisión de calidad. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte

CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS



SUCRÍBETE EN NUESTRA WEB

Si deseas recibir automáticamente en tu correo electrónio nuestras noticias y programas, suscríbete. Deja tu correo electrónico y te llegarán todas las noticias de manera inmediata.